NUTRICIÓN Y DIETAS

¿Entrenas Con Alta Intensidad Para Mejorar Salud, Forma Física Y Adelgazar?

La Unidad de Expresión Génica y Metabolismo del RNA dirigido por la Dra. Susana Rodríguez Navarro en el Instituto de Biomedicina de Valencia (IBV-CSIC) está centrada en entender los mecanismos moleculares que son responsables de la coordinación de las distintas etapas de la expresión génica y su posible relación con enfermedades humanas. Se trata de un proceso esencial que deben reajustar con mucha precisión mediante modificaciones en la expresión de sus genes, sintetizando nuevos ARNs. Mip6, proteína de función desconocida encontrada en el organismo modelo S. cerevisiae, es capaz de unirse a ARNs inducibles por estrés y modular su cantidad, de manera que ayuda a la célula a responder al estrés. Estos ARNs son necesarios para la síntesis de proteínas que ayudan a la célula a soportar el estrés. En estas inclusiones el poliéster está rodeado de una capa de proteínas estructurales y reguladoras denominadas fasinas que les confieren estabilidad en el citoplasma celular.

  • Prensa de banco con pesas
  • Edulcorante en polvo (opcional)
  • Desayuno: Batido de arándanos y queso fresco con cereales y fruta
  • Escalador semicircular

También hemos podido determinar los elementos clave que permiten la interacción de Mip6 no sólo con ARNs, sino también con la proteína Mex67, cuya función es esencial para la supervivencia de todas las células eucariotas, lo que supone un gran avance en su descripción estructural. En función del número de carbonos que conformen la cadena lateral de los monómeros, encontramos PHAs de cadena corta (scl-PHA) como el polihidroxibutírico (PHB), producido por bacterias como Rhodospirillum rubrum o Cupriavidus necator, o de cadena media (mcl-PHA) como el producido por Pseudomonas putida (FIG). Por ejemplo, los scl-PHA son poliésteres rígidos y quebradizos, con un alto grado de cristalinidad. Por tanto, la maquinaria metabólica involucrada en la producción del PHA implica una importante conexión de la sintasa y depolimerasa con otras rutas centrales y periféricas del metabolismo del carbono bacteriano, que son las que generan el monómero que va a formar parte del bioplástico.

Esta capa también contiene las enzimas específicas implicadas en su síntesis y degradación (sintasas y despolimerasas, respectivamente). Algunos bioplásticos son biodegradables como los derivados de celulosa, almidón, el PLA y el PHA, y otros son resistentes a la degradación como el Bio-PE y el Bio-PET, cuyas estructuras químicas son similares a sus equivalentes PE y PET derivados de la industria petroquímica, pero se sintetizan mediante procesos biotecnológicos que implican una reducción en las emisiones de GEI en su ciclo de vida.

Los plásticos de base biológica (bioplásticos), son una alternativa a los plásticos derivados de la industria petroquímica debido a su potencial biodegradabilidad y su origen a partir de fuentes renovables. Los plásticos de base biológica o bioplásticos son una alternativa a los plásticos derivados de la industria petroquímica debido a su potencial biodegradabilidad y su origen renovable. Las despolimerasas de PHAs también se producen en otras bacterias y hongos no productoras de PHA y son las responsables de su biodegradación en el medioambiente. Los PHAs se producen de forma natural por un amplio rango de microorganismos y la producción puede alcanzar niveles de hasta el 90% de su peso seco (FIG). Los PHAs son biopoliésteres con propiedades mecánicas similares a plásticos convencionales como el polipropileno (PP) o el PE, pero son de origen renovable, biodegradables y biocompatibles, por lo que tienen aplicaciones como bioplásticos y en el sector biomédico como biomateriales para implantes o sistemas de liberación sostenida (3, 4). Son poliésteres lineales de ácidos (R)-3-hidroxicarboxílicos (monómeros), que son sintetizados por las bacterias en condiciones de desequilibrio nutricional como reserva de carbono y energía que se acumula en su citoplasma en forma de gránulos (FIG).

. Amoxicilina metabolismo