NUTRICIÓN Y DIETAS

La dieta del metabolismo acelerado ebook gratis

Toda esta energía se emplea básicamente para dos procesos: la producción de nuevos «ladrillos» o moléculas para el edificio que es el cuerpo humano (anabolismo), y para mantener el funcionamiento toda la maquinaria (catabolismo). La producción de nuevos «ladrillos» y el mantenimiento de las funciones (anabolismo y catabolismo, respectivamente) se traducen en tres procesos fundamentales. El primero es el metabolismo basal, que es el conjunto de procesos que mantienen al cuerpo vivo, y cuya intensidad depende de la edad, el sexo, el peso y la altura, según explica Luis Alberto Zamora, portavoz de la Asociación de Dietistas y Nutricionistas de Madrid (ADDINMA). En el proceso, se utiliza oxígeno y se produce ATP, una molécula que sirve como «moneda energética», que sirve como «almacén de energía» y que las células pueden usar para costearse sus procesos.

En este artículo vamos a hablar de las anemias principalmente relacionadas con la nutrición, y suelen manifestarse en la baja producción de eritrocitos (glóbulos rojos), aunque podrían presentar más problemas relacionados con la sangre y el transporte de oxígeno y nutrientes. Las razones de este déficit pueden ser muchas: mala alimentación, malnutrición, una dieta poco equilibrada, el abuso de ciertas sustancias que impiden la correcta asimilación de nutrientes, etc. Según el nutricionista Alberto Zamora, esto se puede medir por el tiempo que tarda en aparecer la sensación de hambre desde que se deja de comer, que suele ser de 3 o 4 horas. Según el bioquímico Félix Hernández Pérez, mientras que una molécula de glucosa (azúcar) es suficiente para producir 30 o 32 moléculas de ATP (la moneda energética de las células), una molécula de ácidos grasos como el ácido palmítico da lugar a 106 moléculas de ATP.

El bioquímico Félix Hernández explica que hay una serie de moléculas que «informan» al cerebro acerca del nivel nutricional del organismo. Explica que la actividad metabólica va fluctuando a lo largo del día y por eso la hora influye en cuánto «engordará» una comida o «adelgazará» el ejercicio físico. Más allá del deporte, «cada vez que utilizamos nuestro cuerpo estamos “quemando” energía, de forma que cuanta más actividad física hagamos, mayor es el gasto». El tercero es la actividad física. Normalmente, las etiquetas de los alimentos vienen expresadas en kilocalorías: así, por ejemplo, un tipo de bollo tiene 223 kilocalorías (es decir, 223.000 calorías). Normalmente, solo el déficit de hierro, si no es severo, no suele producir anemia. Esto puede deberse a un déficit de hierro, de ácido fólico o de vitamina B12 en la alimentación. Para esto es necesario acudir al médico, quien identificará dónde se encuentra el problema.

  1. Jordi Vilà, Aitor Arregi y Paco Pérez ganan el tercer sol de la Guía Repsol
  2. Zancadas estáticas y dinámicas
  3. Funciona como diurético natural
  4. Beber agua durante el día
  5. Verduras de hoja verde
  6. Domicilio Social: Avenida Diagonal 477, planta 2ª 08036 Barcelona
  7. Saciedad sensoroespecífica

DIETA VEGAN PARA COLONOSCOPIA - Newtrição En cualquier caso, siempre es conveniente consultar con un especialista que confirme las causas de este problema con un análisis. Energia del metabolismo celular . Esto nos ayudará a maximizar la eficacia dietética sobre este nutriente, algo muy importante en el deporte. Esto es mucho más difícil de contestar. Según el origen de la anemia, esta se clasifica en tres tipos: por trastorno de producción de glóbulos rojos, por pérdida de sangre y por hemólisis (muerte de eritrocitos). Como decíamos, lo que llamamos anemia está causado por la falta de glóbulos rojos, que se asocia con una pérdida de hierro como nutriente, en nuestro organismo. Comienza a notarse en la síntesis de glóbulos rojos, por lo que se conoce como “deficiencia eritropoyética” (de eritropoyesis, formación de eritrocitos). En los casos genéticos, en los que no vamos a profundizar, el fallo está en la síntesis de alguna proteína o componente imprescindible para la creación de eritrocitos debido a un “gen defectuoso”, por ejemplo.