NUTRICIÓN Y DIETAS

Metabolismo del piruvato

myPushop Ante una sospecha o alarma social, o bien ante una nueva evidencia científica, se reúne un comité de expertos que indican la necesidad de evaluar una sustancia concreta. Tras llegar a un consenso, el comité del IARC etiqueta la sustancia en uno de estos grupos que comentábamos. El grupo 1 etiqueta a una sustancia como carcinogénica, es decir, que sabemos a ciencia cierta que exponernos tiene ciertas probabilidades absolutas de producir cáncer. El grupo 3 engloba a las sustancias cuya evidencia indica que no es posible clasificarlas como un agente cancerígeno, por el momento, y el grupo 4 aquellas para las que existen que demuestran que no hay asociación con el cáncer. Imaginemos que la probabilidad absoluta, en esta ocasión, es del 2%. Un 90% de la probabilidad relativa sobre este 2% quiere decir que, en realidad, es solo un 1,8% del valor absoluto.

Bueno porque nos permite estar atentos a los posibles peligros de este factor. Como nota general, es bueno recordar que lo mejor es evitar, en la medida de lo posible, lo contenido en el grupo 1 y exponernos con moderación al grupo 2; sin obsesionarnos y comprendiendo que el tema es mucho más complejo de lo que una lista será jamás capaz de reflejar. Esto puede ser bueno o malo. Si queremos determinar qué riesgo tiene una sustancia de ser cancerígena, no podemos limitarnos solo a estas listas, sino que tendremos que buscar información concreta sobre las estadísticas y probabilidades absolutas (algo que no siempre es sencillo). A pesar de que necesitamos la licencia coloquial de llamar cáncer a todas las patologías asociadas a los tumores, en realidad el cáncer no es una enfermedad, sino miles de ellas.

  • Pescado azul
  • Pimientos picantes. Son antioxidantes y, por su contenido de capsaicina, ayudan a quemar grasa
  • Podrían generar alergia, picazón o irritación en las pieles sensibles
  • Empujes verticales (press de hombro sentado)

Esto lo enreda todo muchísimo, especialmente si tenemos en cuenta los miles de factores que lo provocan. A todos estos factores se les denomina factores externos. Muchos de estos tipos de cáncer están determinados por otra cuestión: los factores que los promueven. Volvamos al principio del artículo y recordemos que la probabilidad absoluta habla de posibilidades, no de garantía. El grupo dos solo habla de sospechas, más o menos infundadas, pero jamás de evidencia clara, que solo corresponde al grupo 1. Esta clasificación viene de la mano del principio de precaución, que sacado de contexto da a muchos malentendidos. No. Metabolismo basal tanita . Las únicas sustancias que podemos decir que son cancerígenas son las del grupo 1. Todas las del grupo 2 podemos decir que son seguras, pero que han de tomarse con moderación, especialmente las del grupo 2A, y no son peligrosas. Son probabilidades independientes entre sí, por lo que no se pueden asociar excepto en contadas excepciones.

Pero volvamos a lo que nos interesa.

Sin embargo, nunca habla de probabilidades absolutas, a pesar de la alarma que genera. Es bastante sencillo caer en la alarma y malinterpretar los mensajes. Malo porque podría levantar la alarma sobre una sustancia por culpa de una relación que es puramente casual (de casualidad). Pero volvamos a lo que nos interesa. Esto se hace midiendo la probabilidad de que un grupo contraiga cáncer en determinado periodo de tiempo. El grupo 2 se divide en 2A y 2B. El 2A es el grupo de los “probablemente” carcinógenos, y aquí se engloban aquellas sustancias para las que hay evidencia limitada para seres humanos (en otras palabras, hay sospecha pero no hay evidencia alguna) pero sí que existen pruebas confirmadas en animales de experimentación. El grupo 2B también reúne a las sustancias de las que se sospecha pero, a diferencia del 2A, no hay, ni siquiera, evidencia en animales de experimentación. Metabolismo muy rapido . Aunque ambos estén en el grupo 1, es mucho más peligroso fumar, en números totales, que estar expuesto al amianto.