SALUD

Cirugía De Obesidad Y Apnea Obstructiva Del Sueño (SAOS)

Como mencionamos previamente, el diagnóstico del Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño abreviada como “SAOS”, se realiza con un estudio llamado “Polisomnografía” (o estudio del sueño) el cual consiste en la observación visual y de ciertos parámetros clínicos como ondas cerebrales, niveles de oxígeno en sangre, respiración y frecuencia cardíaca durante el ciclo de sueño del paciente. Hablando específicamente de la apnea obstructiva y la manga gástrica, existen estudios que confirman su eficacia como tratamiento definitivo aunque no inmediato de la enfermedad ya que la pérdida de peso es gradual y conforme se van reduciendo los depósitos grasos es como van mejorando los parámetros de la función pulmonar y del sueño, dicha mejoría se logra observar en el transcurso de los primeros 3 a 6 meses después de la cirugía. Hasta la fecha la cirugía bariátrica se considera la modalidad de tratamiento más efectiva ya que provee una mejoría significativa de la enfermedad o su curación a causa de una pérdida de peso sostenida y mejorando no solo la apnea obstructiva del sueño sino todas las enfermedades relacionadas con la obesidad.

Proponiendo biomarcadores para evaluar las alteraciones en.. Enfermedades oculares: Se ha visto una relación entre el SAOS y el glaucoma. Poniendo esto en números, se hizo un análisis de 69 estudios en casi 14 mil pacientes que padecían de SAOS y se confirmó que la cirugía bariátrica como la manga gástrica y el bypass gástrico lograron, si no la curación, por lo menos una mejoría considerable de la enfermedad en un 75% de los casos, confirmando así su efectividad y los grandes beneficios que conllevan estos procedimientos en la resolución o mejoría de esta y muchas otras enfermedades relacionadas con la obesidad.

Anabolismo de aminoacidos Como puedes ver la apnea obstructiva de sueño es una seria enfermedad de la que el paciente muchas veces ni tiene conocimiento, sin embargo representa un grave riesgo no solo para la salud sino la vida misma del paciente, es por esto que tratamos de hacer conciencia entre nuestros lectores para que consideren ésta como una más de las tantas razones que existen para justificar el mínimo riesgo que representa la cirugía de manga gástrica u otro procedimiento bariátrico aprobado.

Esto a su vez provoca que el cerebro detecte dicha situación y se despierte brevemente del sueño para volver a abrir la vía aérea, pero el paciente está tan cansado que no se da cuenta de estos frecuentes y breves despertares que continúan durante toda la noche (se calculan de 5-30 episodios o más por cada hora de sueño) lo que explica el porque el paciente se despierta tan cansado a pesar de haber dormido “bien”. La sospecha de este diagnóstico por lo general viene por referencia de la pareja o familiar que observa cómo el paciente durante el sueño presenta un ronquido que es interrumpido por un episodio de silencio de varios segundos para después reiniciar con otro ronquido muy fuerte el cual abre de nuevo la vía respiratoria del paciente. La incidencia en la población general del SAOS es del 2 al 4% mientras que en personas obesas sube hasta el 45% de los pacientes.

  • Los sábados os daremos bebidas slim a incluir en vuestro menú del #retoslim
  • Snack: Copa de yogur con fruta, cereales y frutos secos
  • Agarre doble prono
  • Afilando las cuchillas en los bloques desde la christian thibaudeau posición de sentado
  • Aumentar el tiempo de tránsito de los alimentos y la absorción de nutrientes
  • TMB x 1,55: Ejercicio moderado (De 3 a 5 días a la semana
  • Entrenador personal
  • La cría de pie

Hipertensión Arterial: Las personas con presión arterial elevada tienen más posibilidades de padecer SAOS. Congestión nasal crónica: El SAOS es dos veces más frecuente en personas con congestión nasal crónica. Género: Los hombres son dos veces más propensos que las mujeres a padecerla. Se estima un aumento en la incidencia de choques de 1 a 5 veces que en la población que no la padece. Hipertensión pulmonar: A causa del aumento de la presión arterial por el SAOS, también aumenta la presión arterial del sistema de la circulación pulmonar, esta es la consecuencia final de un SAOS no diagnosticado o no tratado a tiempo.